viernes, febrero 23, 2024

Quinta Esencia, la escuela donde se aprende a cuidar la naturaleza

Este centro de alfabetización ecológica impulsado por Amartya es el resultado de una articulación con foco en la educación para la transformación social. Ya alcanzó a más de 4000 alumnos.

 

Por Emiliano Attadia

“Nuestra convicción es que las soluciones para la crisis social y ecológica que atravesamos como humanidad ya existen. Y están siendo implementadas por diversidad de proyectos como el nuestro”, afirma Analia Ladisa, coordinadora de comunicación de Quinta Esencia. Y continúa: “Si tuviéramos un sueño sería poder aportar a que esas soluciones se conviertan en una nueva forma de habitar el planeta. Un sistema que ponga como primer lugar el bienestar de las personas y del entorno por sobre la acumulación de capital”.

Con casi 10 años de existencia, esta organización nació como un desprendimiento de Amartya, la asociación civil que se dedica a promover una cultura de sustentabilidad a través de la educación ambiental, articulando con el sector público, social y privado. Cuando llegó el momento de crear un espacio físico que les permitiera demostrar que hay soluciones para la crisis ambiental, surgió Quinta Esencia, un centro de alfabetización ecológica, ubicado a 15 kilómetros de Coronel Vidal, en el partido bonaerense de Mar Chiquita.

Quinta Esencia está dirigido a la comunidad educativa de esa localidad: estudiantes, docentes, o cualquier otra persona que esté vinculada a la educación pública, a través de PLANMAR (Plan de educación ambiental Mar Chiquita sustentable) y a quien esté interesado en formarse para aportar a la transformación social y ecológica.

La estrategia de trabajo se centra en la educación transversal a escala municipal, con eje en escuelas, Comunidad, Empleo verde, Fortalecimiento gubernamental, y Desarrollo regenerativo con agentes económicos.

 

El aula que transforma

“Lo que sucede con las personas que llegan a Quinta Esencia es que realmente viven una transformación profunda de su manera de sentir y habitar el presente. Habitualmente vienen de espacios de mucha desconfianza, de una lógica de competencia y de individualismo. Acá hay algo muy importante que es conocer otra manera de vincularse con los seres humanos y con el entorno”, comenta Ladisa.

 

El terreno donde se encuentra la escuela cuenta con una casa, un invernadero, una huerta de 300 metros cuadrados, un taller de herramientas oficio, un sector para animales y una Aula Naturaleza, tal como denominan a la construcción de un edificio para el dictado de clases. Este espacio es parte de un proceso educativo: las personas aprenden, participan y como resultado generan un edificio nuevo. El objetivo es que ese espacio sea inaugurado en noviembre, cuando Quinta Esencia cumplirá 10 años.

La organización tiene un plan maestro basado en la permacultura del predio y hay distintas proyecciones para hacer crecer el centro educativo. Después del aula, contemplan construir espacios para el alojamiento de las personas, una piscina bioclimática, hotelería y un consultorio.

Regenerar la vida

La organización tiene como definición primordial la regeneración, tal como expresa Analía: “Sustentabilidad tiene que ver con incorporar hábitos y prácticas de vinculación con el ambiente, de forma tal que las futuras generaciones reciban el mundo en las mismas condiciones. 

“No es suficiente no hacer más daño; para asegurar el bienestar de las próximas generaciones es necesario regenerar la vida, los sistemas vivos, los ecosistemas, los vínculos, la economía”. 

Así, este proyecto se sustenta en la premisa de que “Regenerar quiere decir crear las condiciones para que la vida encuentre su cauce, para volver a reverdecer. Nos reconocemos parte de este entorno y por lo tanto nuestro impacto tiene que ser a favor de la naturaleza y de nosotros mismos”, afirman los promotores.

 

Aprendizaje para todos

La labor que llevan adelante en Quinta Esencia también alcanza a organizaciones del sector privado. Un ejemplo de cómo articulan con las empresas fue la capacitación brindada a los empleados de la textil Luleå Mindful, que se dedica al desarrollo de indumentaria y accesorios para la comunidad del yoga. El aprendizaje recibido les permitió inaugurar una tienda en Buenos Aires, donde organizaron la estructura en torno a diseños de arquitectura bioclimática.

 

Los númerosEn 2022, más de 600 personas participaron del proyecto Aula Naturaleza.

Un total de 180 docentes y  4.000 estudiantes de 44 escuelas del partido forman parte del programa.

 

Para más información:  Quinta Esencia 

Mirá el Video

Otras notas de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

I agree to these terms.

Las más leídas