domingo, abril 21, 2024

Las empresas que incluyen con su decisión de compra

Cada vez más compañías suman a proveedores de la economía social, diversifican sus cadenas de valor y fortalecen las economías locales. El balance de las que ya dieron este paso.

Según un informe publicado por el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), solo las cooperativas y mutuales generaron más de 360.000 puestos de trabajo en toda Argentina durante el 2023.  A estos números se deben sumar los aportes de las ferias populares, las redes de comercio justo y los clubes de trueque, entre otros actores de la economía social.

Diversidad e impacto

En la búsqueda de generar un verdadero estímulo para la inclusión y en línea con su estrategia de Inversión Social Privada, MetroGAS desarrolló un programa de Compras Inclusivas. La idea es promover la diversidad y ampliar su red de proveedores. Para ello, se puso especial énfasis en flexibilizar los procedimientos de contrataciones.

“Con el asesoramiento de CODE, se lleva a cabo un programa junto a El Arca de Productores y Consumidores de Mendoza, a quienes les compramos tazas para distribuir entre los colaboradores y disminuir el uso de vasos de plástico”, contó a Intersección Viviana Barilá, Gerenta de Asuntos Públicos y Sustentabilidad de la empresa.

Otra de las iniciativas para motivar el desarrollo de estas alianzas con proveedores sociales fue la contratación de personal para la mudanza de sus archivos. En ese caso, contrataron a la Fundación Multipolar, una organización que trabaja con ciudadanos en situación de calle.

“Para MetroGAS una compra es inclusiva cuando mediante una transacción comercial integra a su cadena de valor una unidad productiva que desarrolla bienes o servicios empleando a personas en situación de vulnerabilidad y exclusión y que, en general, tienen dificultades para sostener vínculos en condiciones de mercado”, aseguró Barilá.

El principal desafío en el marco del compromiso asumido por esta empresa, es lograr que este tipo de contratos se conviertan en acciones cotidianas dentro de su funcionamiento.

“La idea es conseguir que en el futuro no sea necesario diferenciar entre los procesos habituales de contrataciones y el programa de compras inclusivas”, afirmó Barilá.

Y anticipó: “Esperamos en el corto plazo concretar dos operaciones más: una con Multipolar para trabajos de refacción edilicia y otra con la Asociación Civil Andar que, a través de su Granja Andar, presta servicio de catering para eventos”, agregó la gerente.

En las góndolas del super

También GDN Argentina se alineó con la tendencia de incorporar a proveedores sociales a través de la celebración de acuerdos comerciales con cooperativas. Así, incorporaron frutas y verduras de estación en las góndolas de Hiper Changomás y Changomás. La iniciativa se implementó  en colaboración con la Secretaría de Economía Popular y el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

Con el  nombre De la quinta a tu mesa, el programa tuvo su prueba piloto en el mercado de La Plata. “Hoy en día, más de 50 productores locales de todo el cordón sur de la provincia de Buenos Aires ofrecen sus cosechas en otras 7 sucursales”, aseguró a Intersección Juan Pablo Quiroga, Director de Relaciones Institucionales, Desarrollo Sustentable, Calidad y Control.

En cada localidad donde la compañía tiene presencia con sus tiendas, se generan contactos con las cooperativas o productores del lugar y, de acuerdo al cultivo de productos que estos puedan ofrecer en lo que refiere a frutas y verduras, se llega a un consenso sobre la logística y la cantidad en la entrega.

Por otra parte, también firmaron un convenio con Uniendo Redes, productores textiles de La Matanza, lo que derivó en la creación de  TraMás. Así, comercializan prendas básicas para adultos y niños, remeras de jersey, pantalones, buzos y chombas.

Quienes trabajan en la implementación de estas iniciativas, coinciden en identificar algunos factores clave para que sean viables: Uno es el compromiso de las organizaciones en la entrega de la mercadería; otro consiste en el acompañamiento en el desarrollo de parámetros de calidad e inocuidad y finalmente, en la mejora de prácticas de comercialización.

“Estos acuerdos permiten la revalorización formal del trabajo que hacen cientos de emprendedores locales en toda la provincia”, remarcó Quiroga.

Involucrar a todos

La bodega Trivento alcanzó ( Empresa B) también se sumó a la las compras a cooperativas y empresas familiares. Trabajamos con El Arca, que nos proveen parte de la ropa de trabajo; con Gestión Nativa, a quienes les compramos plantas para nuestros espacios o para obsequiar a los colaboradores y con La Rañatela, que nos provee algunos materiales para regalos internos”, detalló María Mercedes Álvarez, Subgerenta de Sustentabilidad.

La empresa también apunta también a fortalecer la comunicación interna dentro de la empresa para que ésta se alinee con la política de compras inclusivas y se adapten algunos procesos, por ejemplo, los plazos de pago.  “Para concretarlo, necesitamos redefinir necesidades y evaluar nuevas alternativas”, explicó Álvarez y remarcó que son muy importantes las organizaciones como CODE que funcionan como nexos para poder lograr vínculos exitosos.

La finalidad es generar un impacto real en las personas que se emplean en estas organizaciones, comprar productos de calidad y fomentar relaciones comerciales que se mantengan en el tiempo. “Entendemos que este tipo de compras contribuye significativamente al desarrollo social”, añadió.

 

Una guía de oportunidades

Con el objetivo de promover las compras responsables a nivel nacional, el Banco Galicia confeccionó su propio listado de proveedores destinado a dar visibilidad y fortalecer a aquellos emprendimientos que contemplan criterios de triple impacto en su modelo de negocios.

La Guía de compras sustentables se conformó con organizaciones que generan oportunidades de desarrollo e inclusión para personas o grupos vulnerables y/o subrepresentados (personas con discapacidad, en situación de vulnerabilidad socioeconómica, privadas de su libertad, mujeres víctimas de violencia de género, entre otros casos).

El otro factor para incorporar proveedores a esta nómina tuvo que ver con la gestión de manera sostenible de los recursos naturales y el impacto en el desarrollo de los ecosistemas en general (uso de material reciclado, productos biodegradables o compostables, orgánicos y/o agroecológicos).

“También ingresan las organizaciones que cuentan con certificaciones como Empresa B o el sello de Comercio Justo”, aclaró Ana Papalardo, Responsable de Cadena de Valor y Comunicación, y explicó que junto al área de Compliance, Abastecimiento, Riesgos y Control interno se hicieron encuentros con estas empresas para trabajar en conjunto temas de transparencia, ética y sustentabilidad.

“Fortalecer y optimizar las relaciones que existen entre una organización y sus socios estratégicos impacta positivamente en la generación de valor para ambas partes, contribuyendo a proteger la reputación, mitigar riesgos y crear negocios sostenibles”, concluyó Papalardo.

Aquí más información sobre los criterios para participar de la Guía

 

 

 

Otras notas de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

I agree to these terms.

Las más leídas