miércoles, mayo 29, 2024

Empleo y discapacidad: cómo armar equipos libres de sesgos

Eleva Talento se ocupa de brindar formación a profesionales en Recursos Humanos para que sumen una mirada inclusiva en los procesos de búsqueda de personal.

Por Andrea Vulcano

“Si tenés la oportunidad de conocer a un/a joven o adulto/a con Síndrome de Down, tomate el tiempo para hablar con él o ella, aprender de sus experiencias y descubrir quién es en realidad. Y, si te descubrís mirándola como a un niño/a, recordá que no es verdad. Son jóvenes y adultos que quieren y pueden trabajar”.

La propuesta es de Eleva Talento, un espacio de formación que interpela a profesionales en Recursos Humanos a incorporar o consolidar una mirada inclusiva en los procesos de  búsqueda de personal.

Se trata de una iniciativa surgida a partir de un proceso iniciado hace más de 20 años por la organización La Usina que busca “generar un cambio concreto en relación a las oportunidades en el mundo laboral para las personas con discapacidad”, cuenta a Intersección Javier Lioy, director general de Eleva Talento.

“Había que proponer un cambio en los procesos que actualmente están instalados en las empresas y consultoras especializadas en reclutamiento”, plantea Lioy, quien pone el foco en “las fuertes barreras” que hoy existen en el ámbito laboral para las personas con discapacidad.

En este sentido, advierte que, pese a algunas mejoras, “aún persiste una mirada que no ve las posibilidades productivas, ni profesionales, ni el talento de las personas con discapacidad”.

Y agrega: “Si a eso le sumamos un marco regulatorio de leyes laborales que no promueven o incentivan ni a las personas ni a las empresas, el resultado es un contexto muy difícil y poco amigable”.

Por ese motivo, el director general de Eleva Talento augura que, “si se logra construir un entramado laboral que promueva las oportunidades, que abrace y se permita desarrollar la singularidad de cada persona, el contexto puede cambiar mucho”.

Reclutamiento libre de sesgos 

“Las empresas líderes del futuro serán aquellas que se comprometan con la diversidad y la inclusión desde adentro. Capacitá a tus equipos en reclutamiento libre de sesgos y preparate para liderar el cambio”, plantean desde Eleva Talento.

Susana Steyerer, especialista en Desarrollo Organizacional, resume la propuesta: “El objetivo de esta capacitación es transformar la mirada de quienes seleccionan talento para convertirse en reclutadores libres de sesgos”.

La formación ofrecida desde Eleva Talento está orientada a especialistas en Recursos Humanos, reclutadores que trabajan dentro de empresas o consultoras, asesores de talento freelance y profesionales -cualquiera sea su rama- interesados en la temática.

Al cabo de la capacitación, las personas están listas para llevar adelante procesos de selección de inicio a fin y adquieren herramientas para “enfocar las búsquedas en el talento” y ser parte así del “cambio que el mundo laboral necesita”, explica Javier Lioy, director general de Eleva Talento.

“Te invitamos a reflexionar sobre tus propias creencias y prejuicios para así llevar adelante procesos de reclutamiento con una mirada abierta a la diversidad. De esta forma, te podrás enfocar en identificar el verdadero potencial de los candidatos, más allá de su origen, género, discapacidad o cualquier otra condición de la diversidad humana”, sostiene Steyerer al explicar en qué consiste el proceso de formación.

La capacitación es virtual, tiene una duración de cinco meses y una modalidad de cursada flexible, que combina clases de dos horas semanales y otras actividades que, quienes se capacitan, podrán realizar cuando quieran.

Una nueva oportunidad

 La propuesta de Eleva Talento pone también el foco en la problemática de las personas -sobre todo mujeres- que debieron abandonar su trayectoria laboral para ocuparse de la crianza y el cuidado de sus hijos o hijas con discapacidad.

“En un entramado cotidiano, y por supuesto, laboral que aún no logra una dinámica de la diversidad, las posibilidades laborales de las familias en las cuales aparece la situación de discapacidad en las primeras infancias suele estar acompañada de mucha complejidad y, sobre todo, del crecimiento de las barreras en el contexto laboral”, sostiene Lioy en diálogo con Intersección.

En ese sentido, señala que “la falta de flexibilidad, de acompañamiento y de falta de políticas de beneficios específicas, terminan imponiendo que alguno de los responsables de crianza deje de trabajar -y en la mayoría de los casos son las mujeres-, lo que conlleva una interrupción del desarrollo profesional por varios años, y una exclusión que muchas veces se vuelve permanente porque luego es compleja la reinserción”.

“Tener más de 45 años, un hijo o hija en situación de discapacidad y una interrupción de la carrera de siete u ocho años, parece ser una situación en la cual el mundo laboral no ve potencialidad”, analiza Javier Lioy.

En ese contexto, Eleva Talento propone una formación integral en la que las personas puedan realizar un recorrido completo y terminar con herramientas que las habilitan para  trabajar en el reclutamiento de personal, ya sea en una empresa o de manera independiente.

“Si vemos el potencial que se desarrolla al gestionar la crianza de niños y niñas con discapacidad en contextos como los actuales -que demandan manejo del tiempo, negociación, administración de los recursos, empatía y resiliencia, entre otras condiciones- queremos que Eleva permita recomponer a estas personas en su viaje por el mundo laboral”, propone Lioy, quien asegura que, así, “muchas personas excluidas del mundo laboral por estas circunstancias, se pueden convertir en las nuevas puertas de ingreso al mercado del trabajo para personas con discapacidad”.

 Para conocer más sobre Eleva Talento, mirá este video

Asignatura pendiente 

Según cifras oficiales, en la Argentina, casi nueve de cada diez personas mayores de 14 años que cuentan con Certificado Único de Discapacidad (CUD) no tienen trabajo. En tanto, un estudio de la consultora Adecco determinó que tan solo tres de cada diez empresas actualmente incluyen personas con algún tipo de discapacidad y más del 60% de esas organizaciones carece de programas y políticas que promuevan la incorporación de personas con discapacidad.

En lo que refiere específicamente al sector público nacional, un relevamiento difundido en 2022 daba cuenta de la presencia de 3.754 personas con discapacidad empleadas en el marco de la norma que establece un cupo de empleo para ese sector de la población. Ese total representa apenas un 1,29% de quienes trabajan en cualquiera de las modalidades de empleo o contratación.

El artículo octavo de la Ley 22.431, que establece un marco de protección integral para las personas con discapacidad, indica que “el Estado nacional, sus organismos descentralizados o autárquicos, los entes públicos no estatales, las empresas del Estado están obligados a ocupar personas discapacitadas que reúnan condiciones de idoneidad para el cargo, en una proporción no inferior al cuatro por ciento (4 %) de la totalidad de su personal”.

 

Para acceder a más información sobre Eleva Talento, cliquear aquí

 

 

 

Otras notas de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

I agree to these terms.

Las más leídas