viernes, febrero 23, 2024

Diseñaron un mapa de sitios accesibles para las personas con discapacidad motriz

A pesar de la existencia de la ley 24.314, que establece la obligatoriedad de adaptar los edificios, son mayoría los sitios que no cumplen con esos requerimientos. La ONG Acceso Ya se encargó de mapear los lugares adaptados.

Por Paola Varela 

Ir a tomar un café o acercarse al banco a hacer un trámite son acciones que realizan la mayoría de las personas sin más esfuerzo que dirigirse al local o al edificio, pero este acto tan cotidiano y simple para algunos, se convierte en una verdadera búsqueda de lugares aptos cuando se trata de quienes tienen alguna discapacidad motriz.

Las constantes consultas sobre espacios con accesibilidad que le llegaban a los integrantes de la organización Acceso Ya, los impulsó a confeccionar un mapa virtual que permita identificar los puntos de la Ciudad de Buenos Aires en los cuales se pueden encontrar inmuebles con fácil ingreso y estadía adecuada para personas con movilidad reducida.

“Fuimos con una amiga en silla de ruedas a un bar que, según Google, tenía sanitarios adaptados y rampas en el ingreso, pero cuando llegamos no había nada de todo eso”,

recordó Luz Hernández, encargada de la administración en la organización, y agregó que chequear esa información fue otro motivo para desarrollar esta idea.

Se trata de una iniciativa joven, que pretende acercar a los usuarios la posibilidad de elegir entre hacer una búsqueda manual, ubicando en la zona de interés aquellos espacios con obras de accesibilidad o filtrar por tipo de establecimiento: escuelas públicas o privadas, locales gastronómicos, bancos, etc.

 Mapa colaborativo

Acceso Ya también lanzó una aplicación para celulares con sistema Andriod en la cual se replican los datos que brindan en la página web. “Queremos que cuente con una geolocalización y que muestre lo que tenés cerca”, señaló la referente de la asociación y expresó el deseo de que el servicio que prestan sea más completo.

Esta organización sin fines de lucro encuentra los edificios y establecimientos adaptados a través de distintos medios. Algunas veces son sus propios integrantes quienes detectan estos lugares, en otras oportunidades, los datos surgen en las redes y en algunas ocasiones los administradores de los locales se contactan directamente.

“Cuando es un voluntario o un seguidor el que nos manda la información, tratamos de que lo haga con muchas fotos para poder chequear que realmente sea apto y poder describirlo en el mapa”, aseguró Hernández y comentó que no siempre hay una accesibilidad que abarque a todas las necesidades.

Otra fuente para nutrir el proyecto es la base de datos propia de la asociación. Las escuelas públicas, por ejemplo, surgen de un relevamiento técnico que se hizo en el marco de una causa judicial que Acceso Ya lleva en contra del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. “Todo eso está súper chequeado”, agregó la administradora de la ONG.

Aportes para crecer

Hernández explicó que los fondos que cimientan el funcionamiento de la organización surgen de la donación de particulares y señaló que, en el caso particular del mapa de accesibilidad, contaron con la ayuda del Banco Hipotecario. Hoy se encuentran en la búsqueda de nuevos aportantes para poder mejorar la iniciativa.

Además de conseguir que esta guía cuente con geolocalización, la intención es  seguir incorporando lugares y que la información sea aún más completa. “Todos en el algún momento de nuestra vida podemos llegar a necesitar la accesibilidad. Podemos llegar a ancianos o ser lesionados temporales. Es un beneficio que puede ser para todos”, reflexionó la referente de la institución.

 

Barreras legales

En la Ciudad de Buenos Aires se encuentra vigente la Resolución 150/2019 que permite a los propietarios de establecimientos y locales sortear la obligación de realizar las obras de adaptación de sus espacios a fin de garantizar la accesibilidad. El mismo beneficio se les otorga a los edificios nombrados patrimonio histórico.

De esta manera, la mera firma de un arquitecto en un documento que afirme que no son posibles las modificaciones estructurales es suficiente para que el comercio logre la habilitación sin cumplir con lo establecido por la ley 24.314. Pero la lucha es local por local.

Desde la organización Acceso Ya se llevan adelante los juicios para exigir la aplicación de esta norma nacional y obligar a los dueños de los edificios a realizar las adaptaciones necesarias para que las personas con movilidad reducida puedan ingresar y tener una estadía cómoda.

Barreras arquitectónicas

Acceso Ya también habilita la posibilidad a terceros de denunciar cuando advierten que hay espacios públicos o privados de uso público que impiden la circulación de personas con discapacidad motriz o movilidad reducida.

Para activar esta opción es necesario ingresar en la página web de la asociación y completar los formularios que se facilitan. Es muy importante que además de informar la irregularidad se presenten la mayor cantidad de fotos posibles.

 

Contactos

Facebook: Acceso Ya  Instagram: accesoyaong  Youtube: @accesoya

Otras notas de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

I agree to these terms.

Las más leídas