domingo, abril 21, 2024

Día del Estudiante: la red que acompaña a quienes estudian en contextos de encierro

La Red Creer brinda espacios de formación con salida laboral y de habilidades socioemocionales a personas privadas de su libertad. Quienes cursan no aprenden solo contenidos, también tienen la oportunidad de transformar sus vidas.

Por Red Creer

Ir a clase todas las semanas. Respetar horarios y consignas. Compartir el aprendizaje con pares y docentes. Como en otras aulas del país, en la cárcel también se estudia. La Red Creer es la responsable de brindar muchos de los cursos de habilidades socioemocionales y formación en oficios en contextos de encierro, en articulación con organizaciones sociales y organismos públicos. Entiende que el tiempo tras las rejas es valioso para trabajar la confianza y conocer, a veces por primera vez, a un grupo de personas que enseñan y cuidan el proceso de crecer.
“Lo mejor de usar las máquinas en el taller de herrería es que el profesor nos dé la confianza de agarrar una llave cada uno para hacer una tarea”, sintetizó P*. A sus 22 años, realizó, entre otros, cursos de carpintería, cocina, huerta y reparación de PC, además del que le permite trabajar como herrero. Su experiencia de formación se da dentro de la Unidad 57 de Campana, la única de la provincia de Buenos Aires que aloja a alrededor de 600 varones de 18 a 23 años exclusivamente.
Construir otra realidad 
Justamente lo que más aprenden las y los estudiantes en contextos de encierro es a validar su posibilidad de saber. Dar ese paso es el primero para comprometerse con el recorrido que propone cada curso o la finalización de sus estudios secundarios o primarios. “Se trata de la construcción de otra realidad para ellos, de otro tipo de proyecto, no solo laboral sino de vida”, explicaron desde el Patronato de Liberados bonaerense, una de las 130 organizaciones sociales, públicas y privadas que componen la Red Creer.
Crecer y transformarse es también cruzar las barreras de los estereotipos, tanto dentro como fuera del encierro. “En el curso de desarrollo web aprendimos cómo programar  y crear una página. Uno de los recuerdos más importantes es que los profesores se quedaban a charlar con buena onda, no tenían prejuicios”, explicó A*, que también reside en la Unidad 57.
Además de los contenidos concretos de cada espacio, asistir a estudiar les permite incorporar responsabilidades, autonomía a la hora de encarar desafíos y también ser parte de un espacio seguro donde compartir su palabra es parte de validarla.
“Nuestro trabajo es confiar y brindar confianza, ayudar a través de la presencia de cada organización en el territorio a que cada vez más personas privadas de su libertad puedan ser parte de espacios educativos que les permitan aprender y tener la oportunidad real de desarrollarse”, destacó Florencia Sequeira, coordinadora general de la Red Creer.
En particular, el Patronato de Liberados acompaña a las personas en la etapa previa a recuperar la libertad y cuando efectivamente la recuperan. En cada uno de esos momentos, la presencia de un espacio de contención es fundamental para lograr autovalerse y no reincidir, sobre todo cuando se trata de personas jóvenes que “están un momento clave para dar un volantazo y hacer un cambio en sus vidas”, destacaron desde el organismo. Ir a la escuela y acceder a cursos con salida laboral es un pilar para construir ese nuevo camino.
La Ruta de la Inclusión
La Red Creer pone en marcha lo que denomina la Ruta de la Inclusión, un proceso estratégico que permite articular esfuerzos para desarrollar talleres de formación en contextos de encierro, impulsar emprendimientos y fomentar el empleo de personas que están o estuvieron privadas de su libertad en negocios o empresas inclusivas. Porque, así como en el aprendizaje, lograr los objetivos es una tarea conjunta que destaca el compromiso y la participación activa de quien quiere transformar su vida.
*Las iniciales que hacen referencia a nombres son ficticias y no guardan ninguna relación con la identidad real de las personas consultadas en esta nota, a los fines de su protección.
Es un espacio colaborativo y multiactoral para el diseño, la implementación y la evaluación de distintas iniciativas de impacto colectivo orientadas a la inclusión socioeconómica de personas privadas de la libertad o liberadas, y para sus entornos directos. Está conformada por más de 130 organizaciones privadas, sociales y públicas de todo el país.

Otras notas de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

I agree to these terms.

Las más leídas