viernes, febrero 23, 2024

Capacitan a jóvenes en carreras de tecnología con alta demanda laboral

Semillero Digital propone un programa de formación e inserción laboral para jóvenes que provienen de barrios vulnerables. Participan en el proyecto más de 200 voluntarios; y aspiran a llegar a los 1000 alumnos.

Por Paola Varela

En Argentina es cada vez mayor la demanda de talentos para desempeñarse en trabajos o carreras virtuales, pero muchas veces, las capacitaciones en estas especialidades dependen de la enseñanza en centros de estudios privados.

Semillero Digital propone un programa de formación e inserción laboral para jóvenes que no pueden acceder a la educación en instituciones pagas.

La iniciativa que comenzó en 2019, es llevada adelante por más de 200 voluntarios; algunos de ellos, ex alumnos. Cada profesional dona entre dos a cinco horas semanales ejerciendo como profesores, mentores y especialistas en talentos. Además, la organización emplea a 5 personas remuneradas que coordinan las actividades.

“Caminando los barrios nos dimos cuenta de que nadie desea lo que no conoce. Si estos chicos no tienen siquiera la oportunidad de pensar que existe un oficio digital, nunca van a estudiar o proponérselo”, sostuvo Demian Nielfeld, co fundador de Semillero Digital.

Prácticas y mentores

La cursada propone el aprendizaje de dos carreras digitales: Publicidad y Comercio electrónico. El plan de estudio de cada especialización tiene una duración de tres cuatrimestres y el dictado de clases teóricas y prácticas es de una vez por semana. “La idea es que no solo haya cientos de estudiantes, sino que sean, también, cientos de empleados”, remarcó Demian Nielfeld, co fundador de la iniciativa.

Esta propuesta implica un abordaje integral de la formación, ya que pone a disposición de los alumnos mentores que acompañan el desarrollo y crecimiento profesional de manera individual. Ellos los ayudan a organizar los tiempos, armar agendas de contacto o planificar y confeccionar un currículum vitae, entre otras tareas.

Finalmente, los jóvenes cuentan con el apoyo de especialistas en talentos que los preparan para emprender la búsqueda de trabajo y los contactan con las empresas que pueden contratarlos. “Creemos que el sistema es disruptivo, porque los beneficiarios no son solo los estudiantes, sino también los voluntarios que aportan a la transformación social con lo que saben”, señaló Nielfeld.

“Los chicos que tomamos son todos de organizaciones aliadas enfocadas en educación o a la inserción laboral, este cuatrimestre contamos con 18 ONG asociadas”, explicó el co fundador de la iniciativa y agregó: “Nosotros no somos especialistas en territorio y hay agrupaciones de base que lo trabajan bien. Lo que buscamos es complementarnos con ellas y desde ahí generamos la cobertura”.

Los que van por más

Al tratarse de una formación que atiende personalmente la realidad y habilidades de cada estudiante, el cupo se limita a 150 ingresantes. Aunque el deseo de quienes dieron vida a esta iniciativa es alcanzar los 1000 estudiantes, la realidad es que hoy enfocan sus esfuerzos en incrementar la cantidad de alumnos que consiguen un empleo.

“Hoy, entre el 20 y el 25 por ciento de los jóvenes que pasan por los cursos terminan con un trabajo digital.

Además, sabemos que el 50 por ciento genera una mejora en su calidad de vida y en su oportunidad de trabajo por lo que aprendieron en Semillero, pero queremos elevar esos números para que sea mayor la tasa de impacto”, afirmó Nielfeld.

Una suscripción, una beca

La realidad que se vive hoy en el país empuja a Semillero Digital a pensar en la generación de recursos y a convocar las personas a sumarse con su donación de 2.500 o más para ayudar a que estos estudiantes consigan una vacante.

El valor estimado es de 10 mil pesos por alumno y el objetivo al que apuntan desde esta asociación es llegar a cubrir las 200 becas. Hasta el momento han logrado superar el 25 por ciento de esa meta.

“Lanzamos la campaña hace unas semanas e invitamos a quienes quieran a suscribirse, no te da un entretenimiento como el de Netflix, pero te genera mucha satisfacción”, resaltó Demian Nielfeld.

 

Semillero internacional 

El sueño de estos impulsores de oportunidades no se limita a conseguir mayor inserción laboral para sus alumnos o al objetivo de alcanzar los 1000 estudiantes. Ellos se proponen atravesar las fronteras de Argentina con esta iniciativa.

Posiblemente el primer país en el que desembarquen sea Colombia. “Tenemos organizaciones aligadas, hay empresas con las que podríamos llevar un Semillero y uno de los co creadores está viviendo allá”, confirmó Demian Nielfield.

Nos gustaría que jóvenes latinoamericanos estén compartiendo la formación y que no sea solo la oportunidad de aprender un oficio digital, sino también de conectarse, conocer otras realidades y compartir aprendizajes”, expresó.

 

Datos de Contacto

Instagram:  semillerodigital

LinkedIn- Semillero digital 

 

Otras notas de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

I agree to these terms.

Las más leídas